Fin de Semana en Salamanca

Conocer Salamanca

La Catedral Vieja de Salamanca

La Catedral Vieja de Salamanca

La Catedral Vieja de Salamanca

Fundada por el Obispo Jeronimo de Perigord, primer obispo de la diócesis de Salamanca y hombre de confianza del Cid, que empezó sus andanzas como monje guerrero y fue tan fiel a D. Rodrigo Díaz de Vivar que este le otorgó su confianza nombrándole capellán.

A La muerte del Cid siguió al frente de las diócesis y llegó a ser Obispo de Valencia trayendo a Salamanca la imagen del Cristo de las Batallas que había sido utilizada por el Cid en sus combates exhibiéndola ante sus enemigos. La imagen se conserva en la ciudad, y sobre este altar se hallan grabados y recopilados los dieciocho milagros que se le atribuyen, encontrándose aquí enterrado mencionado Obispo D. Jerónimo de Perigord.

Su construcción se asemeja a las basílicas y consta de una cruz latina central y tres grandiosas naves, su medidas podemos decir son las apropiadas para su destino la nave central mide 52 metros de largo por 9, 20 m. de ancha y 16, 70 m. de altura y las naves laterales son mas estrechas siendo sus medidas de 50 x 5,50 x11, 20 metros cada una de ellas , de forma simétricas y coincidiendo con sus originales planos.

Desde ellas nacen los tres ábsides semicirculares que acogen la Capilla Mayor y las hermosas capillas laterales mostrando altivos, los típicos arcos de medio punto propios del momento, con las obras y mejoras destacamos las almenas de la Torre Mocha desaparecidas y la cubierta de la nave, antes una planta descubierta visitable y accesible tipo terraza, a la cual sustituyo la teja árabe, dejándola sin posibilidad de transitarla.

Ha sufrido muchas modificaciones sus planos originales se han variado en principio estaban proyectadas bóvedas de arista y se sustituyeron por bóvedas de crucería. Los estilos van cambiando desde el románico al gótico puro, las modas y los deseos de los mecenas hacen el resto; desde el siglo XII hasta el XIV estamos en obras y remodelaciones,

El elemento que más destaca es el impresionante cimborrio ó cuerpo cilíndrico octogonal que sirve de base a la cúpula donde se asienta y que se eleva sobre el crucero apoyado en cuatro impresionantes triángulos esféricos o pechinas; se realizó esta colocación en el año 1150. Este cimborrio por dentro se asemeja con la redondez de una naranja sin cáscara y por fuera contemplamos la fabulosa Torre del Gallo que pertenece al grupo de cúpulas del Duero la cual se apoya en un tambor con dieciséis columnas, alumbrado por treinta y dos ventanas, al tiempo que dieciséis nervios alivian y enlazan en un rosetón de notable belleza. La decoración exterior de forma tan peculiar es poco frecuente a excepción de algunos ejemplos de la construcción turca.

El año 1180 parece ser la fecha en que quedó concluida esta parte. Los capiteles y repisas se hallan decoradas con figuras de santos, o alegóricas a la Biblia en sus correspondientes hornacinas que contemplan el paso del tiempo en sus urnas doradas de la piedra de Villamayor.

En el siglo XIX ante el peligro de hundimiento de la cúpula fue desmontada completamente y reconstruida de nuevo experimentando grandes cambios, salvándose de ser derribada esta catedral al no tener otro cuerpo para el Culto, las autoridades eclesiásticas optaron por su conservación y se salvo de su destrucción por no se sabe que divinos designios ya que todas las miradas se encaminaban a su derribo. Hoy día se puede disfrutar de tan singular belleza en Salamanca.

Don Alfonso Barasaque Obispo de Salamanca desde 1361 a 1375 fundó el 12 de agosto de 1363 la Cofradía de la Obra de Santa María de la Sede, con la filantrópica intención de ayudar en la construcción de la esta catedral, siguiendo la línea del Obispo de Salamanca Juan Lucero. Don Alfonso redactó entre 1339 y 1361los primeros estatutos de la Catedral, fijándose como más probable su redacción en 1345 . Este genial Obispo y mecenas está enterrado en la famosa Capilla de Santa Bárbara de la cual fue su fundador.

También podemos apreciar la puerta principal, llamada Puerta del Perdón, que fue recubierta por otra puerta más moderna de estilo barroco en 1680, pero aun podemos apreciar a la entrada dos imágenes del siglo XIII, que representan la Anunciación a Maria por el arcángel San Gabriel, el cual le manifiesta que va a ser Madre.

La bóveda central cambia del románico al gótico. En la nave del Evangelio encontramos a Santa María la Blanca, cuya imagen data del siglo XIV y que llego a la Catedral por destrucción de su propia Iglesia, la de Santa Maria la Blanca que desapareció en 1626, a consecuencia de una riada.

En el muro de la nave de la Epístola, vemos una gran imagen de Cristo Crucificado de excepcional belleza (anónimo). Dentro de este santuario existen seis sepulcros a ambos lados del retablo: entre otros, el de doña Mafalda, hija del rey Alfonso VIII.

En el muro izquierdo del Altar Mayor encontramos el sepulcro de Sancho de Castilla y otros como los de Diego Arias Maldonado, arcediano que fue de Toro (Zamora ) y canónigo de la Catedral de Salamanca ejecutado por Pedro I el Cruel, por simpatizar con su hermano Enrique II y viéndose involucrado en las guerras entre ambos hermanos siendo ejecutado en Burgos. También esta enterrado aquí su hijo Arias Diez Maldonado noble castellano que hizo numerosas donaciones al Cabildo de Salamanca como la Finca de Buenamadre (hoy pertenece a la Diputación Provincial) y la zamorana finca del Maderal protagonista de interminables disputas y pleitos, también yace en esta sala Don Gonzalo Vivero que fue Deán de la catedral de Lugo, catedrático y Rector de la Universidad de Salamanca.

EL RETABLO MAYOR

La obra debe situarse entre los años 1430 y 1450 componiendo el retablo 53 hermosas tablas, siendo las mas importantes las doce tablas de Daniel Delli,y sus hermanos Sansón y Nicolás discípulos del primero, que realizan las restantes, siendo este ultimo Nicolás el autor del la magnifica pintura del Juicio Final que se encuentra en al ábside central de esta impresionante catedral.

Los tres hermanos son pues los autores que trabajan en las 53 tablas que componen el magnifico retablo de la Catedral Vieja.

El gótico imperaba, y los retablos que escenifican la vida de Jesús nos sorprenden no tanto por la modernidad de estas obras sino por su impresionante colocación y visión del encuadre. Las distintas secuencias rematan en el Juicio Final los tonos vivos, los Delli muestran una influencia italiana más bien florentina, que hacen un conjunto espectacular que sobrecoge al visitante.

Podemos decir que el retablo del Juicio Final es impresionante.

Jesús camina separando a los buenos, la mano derecha de Jesús adopta una posición que no se sabe si bendice o amenaza, su mano izda junto al pecho, parece indicar sus heridas, esta escena también se representa en la Capilla Sixtina y Miguel Ángel probablemente se inspiro en la misma por sus bocetos. Jesús esta rodeado por sus ángeles; A sus pies se encuentran la Virgen Maria y Juan Evangelista, ambos postrados de rodillas, observando el venir de Jesús, los condenados se encuentran desnudos, los puros vestidos de blanco son aceptados en el Cielo, entre los condenados apreciamos venerables ancianos, sometidos a Juicio por pecadores, y representando el rigor de Dios que a todos alcanza. Apoteósico.

El retablo está presidido por una imagen conocida como la Virgen de la Vega, patrona de la ciudad. La Virgen de la Vega es una pequeña talla del siglo XII, que se cree llegó a Salamanca procedente de Constantinopla por no se sabe a ciencia cierta, que derroteros tomó hasta la llegada a esta ciudad.

De un metro de altura, realizada en madera, su imagen esta inspirada según el modelo bizantino de María con el niño y este con Trono.

Esta forrada de piezas de cobre, oro y bronce y adornada con esmaltes y rodeada por joyas y piedras preciosas engarzadas por orfebres, que fueron donadas a esta hermosa Virgen con el paso de los años por los habitantes de Salamanca.

Esta preciosa talla de origen románico, fue recuperada del Antiguo Monasterio de la Vega de la que adquiere su nombre.

Cuenta la historia que durante 1706 Las tropas portuguesas partidarias del Archiduque Carlos VI entraron en Salamanca, la cual fue defendida por los lugareños, y que se encomendaron a la Virgen de la Vega que ya era Patrona de La Ciudad de Salamanca desde 1618 para que les librara de sus ataques y saqueos aconteciendo que estaban en plenas fiestas y totalmente desprevenidos ya que era el día 17 de septiembre.

La Virgen de la Vega con su Santa Intervención otorgó la rotunda victoria a los Salmantinos y expulsaron a los partidarios del emperador Carlos VI de Salamanca el cual estaba empeñado en conquistar El Trono de España y que tuvo sitiada varias ciudades españolas en la Guerra de Sucesión.

LA CAPILLA DE SAN MARTÍN O CAPILLA DEL ACEITE

La capilla de San Martín o pequeña capilla donde destacan escudos de Antón Sánchez de Segovia fechados tal vez erróneamente en 1262 , aquí aparece una gran pintura sobre la pared del templo donde San Martín se encuentra compartiendo su capa con un mendigo.

Varios sepulcros, entre ellos el de Pedro Pérez que participo en los trabajos y falleció en 1262 y del Obispo Rodrigo Díaz así como preciosas pinturas alegóricas a la adoración de los Reyes Magos completan la decoración de tan peculiar capilla.

LA CAPILLA DE TALAVERA

Esta es sin duda la más antigua de todas las capillas que forman el claustro. Está cubierta con una impresionante cúpula con 16 nervios paralelos emparejados apoyados en columnas, y que forman una estrella de ocho puntas similares a las que encontramos en los estilos moriscos . Esta capilla, fue fundada por mandato y orden de don Rodrigo Maldonado de Talavera , perteneciente a de la Orden de Santiago, catedrático de Derecho y Rector de la Universidad de Salamanca , así como fue destacado miembro del Consejo Real de Castilla, Su cuerpo y el de su esposa se encuentran enterrados en esta capilla que contiene un retablo, del siglo XVI .

LA CAPILLA DE SANTA BÁRBARA

Se trata de una de las más hermosas capillas del Claustro. Fue fundada por el Obispo Juan Lucero en 1334 y en ella esta su sepulcro acompañado de otras tumbas y un pequeño retablo donde las pinturas de inspiración italiana representan pasajes de la muerte y pasión de Cristo y una imagen de Santa Bárbara del siglo XVI. El frente del altar muestra una magnífica y afiligranada decoración de cerámica de Talavera de la Reina . En el año 1130 Las escuelas de la Catedral, concilio de Carrión es el primer documento que tenemos constancia data de cuando Alfonso IX concede la categoría de estudio general a las Escuelas Catedralicias.

Ya en 1218, El Estudio General otorga validez a once cátedras y a sus títulos, la unión de los reinos de Castilla y León dotó de gran importancia a Salamanca mientras que el estudio palentino fue paulatinamente desapareciendo por su escasa relevancia en el momento.

Existe una tradición que indica que desde los comienzos de la Universidad de Salamanca , en esta capilla se celebraban los grados hasta 1843, quiere decir que los que se doctoraban mañana, debían velar los libros toda la noche en esta capilla y si aprobaban los rigurosos exámenes a los que eran sometidos salían por la puerta principal con lores y vítores, de ahí, que los Doctores marcaban con sangre de toro un Vitor en los muros de los claustros, si no aprobaban salían cabizbajos a la calle Tentenecio por una puerta secundaria.(Véase curiosidades de la Universidad de Salamanca en nuestras paginas ).

LAS SALAS CAPITULARES DEL CLAUSTRO

El claustro fue construido durante el último tercio del siglo XII, bajo el pontificado de Alejandro III. En el claustro hay unos frescos de los siglos XIII-XIV.

A continuación aparecen las llamadas Salas Capitulares, que fueron añadidas al claustro en el siglo XVI.

Son tres espacios donde se ubica el Museo Catedralicio.

Actualmente es un museo en el podemos contemplar la fabulosa pintura de Fernando Gallego pintor de la escuela Hispano-Flamenca nacido posiblemente en Salamanca por el 1440 y que también pinto varias obras que están dispersadas por el mundo. Algunas se encuentran en Palencia, Zamora, México y en Estados Unidos, poco se sabe de su muerte, acontecida por el 1508 aunque se sabe que estaba enfrascado en obras en Salamanca y provincias limítrofes y estaba empadronado en Ciudad Rodrigo. Sus más apreciadas obras junto con el Cielo de Salamanca son: El retablo de San Ildefonso en la Catedral de Zamora y La Piedad del Museo del Prado. El Cielo de Salamanca que es una parte de la decoración de la bóveda de la Biblioteca de la Universidad que en el siglo XVIII resulto destruida por un incendio casi en su totalidad, recuperándose un tercio de la misma.

En este maravilloso fresco contemplamos algunos signos del Zodiaco como Leo, Virgo, Escorpio, Sagitario, Géminis etc. Además de su gran serpiente una vasija, y otros elementos que aparecen todos ellos rodeado de estrellas.

Este artista con influencias de la escuela de Flandes incluyó cuatro cabezas que representan los vientos descargando su ímpetu en las cuatro direcciones Norte Sur Este y Oeste, además observamos las constelaciones de Boyero y Hércules así como las de Hidra y del Centauro.

Maravillosa escena del Sol sobre una cuadriga tirada por caballos y Mercurio galopando sobre un carro tirado por dos águilas. También varias tablas de Juan de Flandes.

Tan magnifica obra vio la luz a resultas de unas reformas para conmemorar los 700 años de la elevación del Estudio Salmantino al rango de Universidad en el curso 1953/1954.

El logotipo salmantino realizado para el nombramiento en el año 2002 de Salamanca como Ciudad Europea de Cultura, se basó en la contemplación de esta magnifica obra, que inspiro a su autor dando perfil a mencionado logotipo diseñado especialmente para tal evento.

Podemos leer una inscripción en latín que reza "Quoniam videbo caelos tuos, opera digitorum tuorum, lunam et stellas, quae tu fundasti"Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has formado.

La segunda sala de este magnifico museo está recubierta con un artesonado de tipo mudéjar donde contemplamos valiosos trabajos de ornamentación renacentista atribuidos a Pedro Nieto que también realizó importantes trabajos en Sevilla en tallas de la Cofradía del Jueves Santo, Pontificia y Real Hermandad y Archicofradía de Nazarenos del Dulce Nombre de Jesús, Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y Quinta Angustia de María Santísima Nuestra Señora. Autor también de las obras San Juan, Los santos Varones y las Tres Marías. Además en esta sala contemplamos otra pintura del mismo autor del Cielo de Salamanca Fernando Gallego relativa al nacimiento de Jesús. Estas obras fueron salvadas del devastador incendio que aconteció en las mismas.

En la tercera sala hay obras de Pedro Bello posiblemente castellano y discípulo poco aventajado de Fernando Gallego, más bien tosco y poco inspirado todas sus obras conocidas se encuentran en el Museo Catedralicio . Unas obras que se pueden fechar en torno al año 1500.

LA CAPILLA DE SAN BARTOLOMÉ O DE LOS ANAYA

La Capilla de San Bartolomé, ó de Anaya.

Última del claustro antiguo, Diego de Anaya, de quien dice la inscripción en su tumba: “Aquí yace el señor don Diego de Anaya, arzobispo de Sevilla y Obis, fundador del insigne Colegio de San Bartolomé”

D. Diego de Anaya y Maldonado nacido Salamanca en1357 y fallecido en Sevilla 1437, clérigo y mecenas salmantino que antes de dedicarse al sacerdocio se casó con Dña Maria de Orozco y tuvo dos hijos Juan y Diego Anaya de Orozco y al fallecer su esposa de muy joven, se hizo religioso siendo nombrado Obispo de Salamanca y Arzobispo de Sevilla, además de ser embajador de Juan II en el Concilio de Constanza donde se resolvió el Cisma de occidente.

Era un pensador y amante de las letras con gran visión de la importancia del saber y como percusor del estudio, impartió clases y fundó en el año 1401 en Salamanca, el Colegio Mayor San Bartolomé , conocido como Colegio Mayor de Anaya o Colegio Viejo. Por su fervor a este Santo.

Esta capilla fue reformada en el Siglo XVI como puede apreciarse en la bóveda estrellada que cubre el techo de la misma siendo de estilo mas moderno.

Además en esta capilla se conserva un magnifico órgano de gran valor del siglo XIII o XIV.visitado por expertos causa gran admiración aunque no funciona.

Como otros elementos destacables en el claustro tenemos el epitafio de Randulfo y su hermano Ricardo que residieron durante cinco años en la Catedral en el 1170 enfrascados en estas obras y en la Iglesia de Santo Tomas de Canterbury. (Véase en nuestras páginas Iglesia de Santo Tomas de Canterbury ).

LAS TORRES DE LA CATEDRAL

La Torre Mocha, con carácter defensivo y Militar salvaguardaba las invasiones, y la Torre de las Campanas, donde se ubicaban la sala de las mazmorras y las Salas de los Carceleros, convirtiéndose posteriormente en casas viviendas de los campaneros.

Las dos catedrales se comunican por la Capilla de San Lorenzo, y son de suma importancia en Salamanca y acogen cantidad de obras de arte, pinturas, esculturas, tallas, capillas, ornamentos, retablos, imágenes y estatuas de gran valor y de deslumbrante belleza.